Ahora que empieza ha empezado el frío es cuando nuestra factura del gas empieza a subir, sobretodo por el gasto energético que conlleva encender la calefacción. Si ha esto le añadimos el aumento de horas en casa por trabajar desde casa, el gasto inevitablemente se disparará si no hacemos nada por evitarlo. Desde este artículo vamos a explicar unos sencillos y prácticos consejos para ahorrar en la factura del gas. se trata de unas recomendaciones básicas para poder bajar nuestro consumo de gas sin sacrificar nuestra comodidad y confort en el hogar. Tambíen puedes consultar el artículo de Como ahorrar en la factura de la luz.

Ahorra en la factura del gas con la calefacción

  • Revisa la caldera. De nada nos servirán tomar medidas para reducir la factura del gas si nuestra caldera no funciona correctamente. Desde domestik, recomendamos revisar la caldera un mínimo de una vez al año. La mayoria de compañias incluyen este servicio en tu factura del gas por lo que solo tendremos que llamar para que vengan a revisarla y ponerla a punto para el invierno. Si tu caldera esta muy deteriorada y tienes que cambiarla, es un buen momento para invertir en una de bajo consumo.
  • Purga los radiadores. Al encender la calefacción es muy importante extraer el aire que puedan tener los radiadores. De lo contrario, se forman bolsas de aire que no permiten que circule correctamente el agua caliente por el interior de los radiadores y harán que perdamos parte de la energía que estamos consumiendo. Esto hará que tardemos más en conseguir la temperatura deseada y por lo tanto aumentará nuestro consumo de gas.
  • Mantén una temperatura adecuada. Recuerda que estamos en invierno, no hace falta ir en pantalón corto y camiseta dentro de casa, podemos abrigarnos un poco para no tener subir más de la cuenta la temperatura de la calefacción. La temperatura adecuada estaría alrededor de los 21 grados, ten en cuenta que cada grado de más que subas, aumentará considerablemente la factura del gas.
  • Baja o apaga la calefacción cuando no haya nadie en casa. Es recomendable apagarla o bajarla a unos 15 grados cuando no haya nadie en ella. Al contrario de lo que muchos creen, dejándola encendida, gastaremos más que encendiendola al llegar o antes de llegar a casa. Una forma de hacer esto automáticamente y que nos permitirá ahorrar en la factura del gas es mediante un termostato inteligente. Este dispositivo nos permitirá programar las horas que queremos que funcione la calefacción, a que temperatura, apagarla automáticamente si detecta una ventana abierta o si no hay nadie en casa. Además nos permitirá controlarla remotamente desde nuestro trabajo o de donde estemos, pudiendo encenderla cuando vayamos para casa de forma manual o automático entre otras cosas.
  • No calientes estancias vacías. Si tienes habitaciones o estanciancias en tu casa que no usas, es conveniente que cierres la llave del radiador y la puerta d ela habitación. De esta manera te ahorraras el gasto energético que conlleva calentar esa habitación o estancia.
  • No abuses de las ventanas abiertas para ventilar. Con 15 minutos al día tienes bastante para renovar el aire de una estancia. Si ventilas más tiempo, lo único que conseguirás, es disminuir la temperatura interior de tu vivienda. A ser posible, hazlo a la hora del día que mas calor haga en el exterior, normalmente al mediodía, y si puede ser, cuando el sol este dando en la ventana. De esta manera minimizarás la perdida de temperatura. También es importante de que apagues la calefacción antes de hacerlo. Aquí es donde un termostato inteligente también nos ayudará apagandola si detecta una venta abierta.
  • Evita perdidas de temperatura. Hasta el 30% del coste de la calefacción se puede evitar minimizando las fugas de temperatura de las puertas y las ventanas. Intenta sellar lo mejor posible puertas y ventanas que dan al exterior usando burletes en ellas.

Burlete para puertas de exterior que nos permitirá evitar fugas de calefacción y entrada de frío del exterior. Es autoadhesivo y se instala sin dañar la puerta. Puedes conseguirlo aquí por solo 6,51€ y envio gratis si eres de Amazon Prime.

Burlete de silicona trasparente autoadhesivo para sellar ventanas y minimizar pérdidas de temperatura a la vez que también reduce ruidos del exterior. Tiene una garantía de 15 años y puedes conseguirlo aquí por solo 12,41€ y gastos de envío gratis si eres de Amazon Prime.

  • Mantén los radiadores libres de objetos o ropa. Si cubrimos los radiadores lo que haremos es volverlos más ineficientes y que la calefacción tenga que funcionar más horas para alcanzar la temperatura deseada con el el consiguiente gasto extra que esto supone. Mantén los muebles alejados de los radiadores y no pongas estanterías ni nada parecido encima de ellos. Por supuesto tampoco deberíamos poner la ropa a secar en ellos si queremos ahorrar en la factura del gas.
  • Apaga la calefacción por la noche. No hace falta tener la calefacción encendida cuando nos vayamos a la cama. Lo mejor es apagar o bajarla a un unos 15 grados, salvo en casos de frío extremos. También aquí nos sería útil un termostato inteligente para poder hacerlo de forma automática.
  • Si el sol incide en las ventanas, abre las persianas y las cortinas de para aprovechar el calor natural del sol, esto te permitirá subir la temperatura de la habitación sin consumir energía.

Agua caliente

  • Dúchate en lugar de llenar la bañera. Al ducharte consumes menos agua que la que necesitas para llenar la bañera. Ten en cuenta que todo el tiempo en que sale agua caliente por el grifo, es tiempo en el que nuestra caldera esta consumiendo gas para calentar el agua. Mayor tiempo es igual a mayor consumo.
  • Cierra el agua cuando te enjabones. No dejes correr el agua caliente mientras te estas enjabonando. Es mejor parar el agua y volver a abrir el grifo cuando la vayas a usar.
  • Si puedes instala grifos termostáticos para controlar la temperatura del agua. Esto también reducirá nuestro consumo de gas al usar solo el necesario.

Cocina

  • Elige el recipiente adecuado. Elige un recipiente igual o mayor al tamaño del quemador. De nada nos servirá si el fuego sale por los bordes del recipiente, estaremos desperdiciando gas.
  • Mantén los quemadores limpios. Si no están lo suficientemente limpios podemos aumentar su consumo hasta en un 10%. La llama del quemador siempre debería de ser azul, si no, es una señal de que tenemos que quitar la grasa y el hollín de ellos.
  • Usa la cantidad adecuada de agua. Si vas a hervir algo, usa la cantidad justa de agua que necesites. Si usas más, estas desperdiciando energía para calentar agua que no es necesaria. Pon la tapa siempre para aprovechar el calor y que se caliente antes.
  • Usa olla a presión. Si tu plato te lo permite, usa siempre que puedas una olla a presión. Es más rápida y reducirá el consumo de gas hasta un 50%.

Cambia de compañía de gas y ahorra en la factura del gas

Elige una compañía pequeña que se adapte a ti. Que tenga el m3 de gas más barato. Las más grandes tipo Endesa, tienen los precios más altos además de una peor atención al cliente. Usa un comprador para encontrar la que mejores condiciones te ofrezca.

Si sigues estos consejos, verás como tu factura del gas se reducirá de forma más que significativa. Desde domestik, esperamos que te sean útiles y te permitan ahorrar en la factura del gas.

Deja una Respuesta

Deja un comentario